Abril 30, 2020. El Universo-Isla de Andrómeda.

Pulse sobre la imagen para una versión agrandada.

Créditos y Derechos de la Imagen: Yuzhe Xiao

El objeto más lejano fácilmente visible a simple vista es M31, la gran Galaxia de Andrómeda, a unos dos y medio millones de años luz de distancia. Pero sin un telescopio, incluso esta inmensa galaxia – abarcando más de 200,000 años luz — aparece como una nube difusa y tenue en la constelación de Andrómeda. En contraste, en esta impresionante imagen telescópica están registrados un núcleo amarillo brillante, bandas de polvo oscuras enrolladas, brazos espirales azules extensos y cúmulos estelares. Mientras que incluso el observador del cielo casual está ahora inspirado por el conocimiento de que hay muchas galaxias lejanas como M31, los astrónomos debatían este concepto fundamental hace 100 años. ¿Eran estas «nebulosas espirales» simplemente componentes exteriores de nuestra propia galaxia Vía Láctea? ¿O eran, por otra parte, «universos-islas», sistemas distantes de estrellas comparables a la Vía Láctea misma? Estas preguntas fueron el centro del famoso debate Shapley-Curtis de 1920, el cual fue posteriormente resuelto por las observaciones de M31 en favor del universo isla de Andrómeda.

Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD).