Noviembre 30, 2020. Cygnus Sin Estrellas

Créditos y Derechos de la Imagen: Bowen James Cameron (Para una versión con anotaciones siga este enlace y para una de mayor resolución haga clic aquí)

El cielo está lleno con gas tenuemente brillante, aunque se necesita de una cámara sensitiva y un telescopio para verlo. Por ejemplo, este campo de visión de doce grados de ancho de la parte norte de la constelación Cygnus (el Cisne) revela un complejo arreglo de nubes cósmicas de gas a lo largo del plano de nuestra galaxia Vía Láctea. El mosaico de imágenes telescópicas presentado arriba fue registrado a través de dos filtros: un filtro H-Alfa que transmite sólo la luz roja visible proveniente de los átomos de gas hidrógeno brillando, y un filtro azul que transmite principalmente la luz emitida por la ligera cantidad de oxígeno energizado. Por lo tanto, en esta imagen de 18 horas de exposición, las áreas azules están más calientes que las rojas. Un procesamiento digital adicional ha removido de la escena a la miríada de estrellas puntuales de la Vía Láctea. Las nebulosas brillantes reconocibles incluyen a NGC 7000 (la Nebulosa Norteamérica), e IC 5070 (la Nebulosa Pelícano) a la izquierda, y con la IC 1318 (la Nebulosa Mariposa) y la NGC 6888 (la Nebulosa Creciente) a la derecha — pero se pueden hallar otras por todo el campo de visión.

Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD).