Mayo 16, 2020. El Río Oscuro hacia Antares.

Pulse sobre la imagen para una versión agrandada.

Créditos y Derechos de la Imagen Compuesta: Paul Schmit

Un río oscuro parece fluir a través de este cielo desde el horizonte en dirección de coloridas nubes cerca de la estrella gigante roja Antares. Con apariencia lodosa, el río oscuro es una nebulosa polvorienta que oscurece a la luz estelar de fondo cerca de la Vía Láctea central, aunque la nebulosa de polvo oscuro contiene principalmente gas hidrógeno molecular. El polvo que dispersa la luz estelar alrededor de Antares, la estrella alfa de Scorpius, crea la inusual nebulosa de reflexión de tono amarillo. Encima de ella, la brillante estrella doble azul, Rho Ophiuchi, está incrustada dentro de una nebulosa de reflexión polvorienta y azul más típica, con nebulosas rojas de emisión dispersar también a través del espacio interestelar. El cúmulo globular M4 se ve casi como una estrella brillante justo encima y a la derecha de Antares, aunque se halla más atrás de las nubes coloridas, a una distancia de unos 7,000 años luz. El río oscuro mismo se encuentra a casi 500 años luz. Para crear la estrellada vista del cielo nocturno, todas las exposiciones del fondo y del primer plano se hicieron una después de la otra, con la misma cámara y lente telefoto, en la misma noche y desde la misma ubicación. En combinación, ellas producen una impresionante imagen que revela todo un rango de brillanteces y colores que su ojo de verdad no puede percibir. Registrada en las primeras horas del 31 de enero, la composición también capta a Marte, todavía cercano al horizonte oriental y alzándose para unirse a su rival Antares en el escenario celestial. El brillante Marte y su reflejo acuático están a la izquierda de un árbol solitario en el Refugio Nacional de Vida Silvestre Bosque del Apache, Nuevo México, planeta Tierra.

Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *