Mayo 14, 2020. Cometa Halley versus Cometa SWAN.

Pulse sobre la imagen para agrandarla.

Créditos y Derechos de la Imagen: Luc Perrot (TWAN)

Las horas previas al amanecer del 3 de mayo estuvieron sin Luna cuando granos de polvo cósmico dejaron su trazo a través de los cielos australes sobre la Isla Reunión. Barridos a medida que el planeta Tierra se clava a través de corrientes de escombros polvorientos dejados allí por el periódico cometa 1/P Halley, la lluvia anual de meteoros es conocida como las Eta Acuáridas. Esta inspirada exposición capta a un brillante meteoro acuárida destellando de izquierda a derecha sobre un mar de nubes. El meteoro apunta en dirección contraria al radiante de la lluvia en la constelación de Aquarius, bien por encima del horizonte oriental y fuera de la parte superior del cuadro. Conocidas por su velocidad, los meteoros Eta Acuáridas se mueven rápido, entrando a la atmósfera a casi 66 kilómetros por segundo, visibles a altitudes de 100 kilómetros o algo así. Luego, a casi 6 minutos luz de la Tierra, la pálida coma verdosa y cola larga del cometa C/2020 F8 SWAN no podía quedar fuera de la escena celestial, posando por encima de los picos volcánicos a la izquierda del centro. Ahora en el crepúsculo matutino del cielo boreal y cerca del horizonte oriental, el cometa SWAN no se ha vuelto tan brillante como se anticipó. Esta vez el cometa hizo su primera aproximación cercana al planeta tierra hace tan sólo dos días y alcanzará su perihelio el 27 de mayo.

Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *