Febrero 17, 2020. La Cambiante Superficie de la Atenuante Betelgeuse.

Pulse sobre la imagen para una versión agrandada.

Créditos de la Imagen: ESO, M. Montargès et al.

Además de atenuarse, ¿está Betelgeuse cambiando su apariencia? Sí. La famosa estrella supergigante roja, en la familiar constelación de Orión, es tan grande que los telescopios en la Tierra pueden en realidad resolver su superficie — aunque sólo apenas. Las dos imágenes presentadas, tomadas con el Telescopio Muy Grande del Observatorio Austral Europeo, muestran cómo se veía la superficie de la estrella durante el inicio y el final del año pasado. La imagen más temprana muestra a Betelgeuse teniendo una brillantez mucho más uniforme que la más reciente, mientra que la mitad inferior de Betelgeuse se ha vuelto significativamente más tenue que la mitad superior. Ahora, durante los primeros cinco meses de 2019, las observaciones de los aficionados muestran que Betelgeuse en realidad se puso ligeramente más brillante, mientras que en los últimos cinco meses la estrella se atenuó dramáticamente. Tales variabilidades posiblemente sólo son un comportamiento normal para esta famosa supergigante variable, pero la atenuación reciente ha reavivado la discusión sobre qué tanto falta antes que Betelgeuse se convierta en supernova. Ya que Betelgeuse está a casi 700 años luz, su eventual supernova — probablemente a miles de años en el futuro — posiblemente será un asombroso espectáculo nocturno, pero no pondrá en peligro a la vida en la Tierra.

Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD).