Enero 3, 2020. Cuadrántidas sobre la Gran Muralla.

Créditos y Derechos de la Imagen: Cheng Luo

Nombradas por una constelación olvidada, la Lluvia de Meteoros Cuadrántidas es un evento anual para los observadores del cielo en el hemisferio norte de la Tierra. El radiante de la lluvia en el cielo se ubica dentro de la vieja y astronómicamente obsoleta constelación de Quadrans Muralis. Esa ubicación no está tan lejos de la Gran Cacerola, en los límites de las modernas constelaciones de Bootes y Draco. Con el radiante fuera de cuadro hacia arriba a la derecha, los meteoros Cuadrántidas dejan su rastro a través de este paisaje nocturno del cielo compuesto de cuadros digitales registrados en las horas alrededor del máximo de la lluvia en enero 4, 2013. La Luna en cuarto menguante ilumina el terreno accidentado y una sección de la Gran Muralla en la Provincia de Hebei, China. Una fuente probable de la corriente de polvo que produce los meteoros Cuadrántidas fue identificado en 2003 como un asteroide. Como es usual, en 2020 la lluvia se espera que llegue a su máximo brevemente en la noche de enero 3/4. Los fanáticos de los meteoros en Norteamérica pueden anticipar un buen espectáculo para celebrar el año nuevo en cielos sin Luna antes del amanecer de mañana.

Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD).