Enero 1, 2020. Betelgeuse Imaginada.

Créditos de la Ilustración: ESOL. Calcada

¿Por qué Betelgeuse está atenuándose? Nadie lo sabe. Betelgeuse, una de las estrellas más brillantes y reconocidas en el cielo nocturno, está a sólo la mitad de brillo a como solía estar hace tan sólo cinco meses. Tal variabilidad posiblemente sólo sea un comportamiento normal para esta famosa supergigante variable, pero la reciente atenuación ha reavivado la discusión sobre cuánto falta antes que Betelgeuse se convierta en supernova. Conocida por su color rojo, Betelgeuse es una de las pocas estrellas que han sido resueltas por los telescopios modernos, aunque sólo apenas. La ilustración de un artista, presentada acá, imagina cómo se vería de cerca Betelgeuse. Se piensa que Betelgeuse tiene una superficie compleja y tumultuosa, que con frecuencia arroja impresionantes llamaradas. Si reemplazara al Sol (nada recomendable), su superficie se extendería hasta cerca de la órbita de Júpiter, mientras que las columnas e gas burbujearían hasta más allá de Neptuno. Ya que Betelgeuse está a casi 700 años luz de distancia, su eventual supernova no pondrá en peligro a la vida en la Tierra, incluso cuando su brillantez rivalizaría con la de una Luna llena. Los astrónomos — tanto aficionados como profesionales — seguramente continuarán monitorizando a Betelgeuse a medida que se abre la nueva década.

Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD).