Se acercan las Gemínidas.

Ubicación del radiante de las Gemínidas. Para ampliar siga este enlace.

Para muchos de nuestros socios y por supuesto, una buena cantidad de nuestros seguidores en las redes sociales, las lluvias de meteoros representan buenas oportunidades de disfrutar de un espectáculo natural para el cual no se requiere de equipo especial, y es también una para aprender un poco más acerca del funcionamiento de nuestro vecindario inmediato: el Sistema Solar.

Ocurre que este enjambre de piedritas y rocas anda por allí deambulando en las cercanías de la órbita de nuestro planeta. ¿De dónde provienen? Los meteoroides (así se les llama cuando andan viajando por el espacio) que producen los meteoros Gemínidas son restos de un asteroide llamado 3200 Faetón, cuya órbita alrededor del Sol, de 1.52 años de duración, es una de las más cercanas a nuestra estrella madre para cualquiera de los asteroides registrados. Normalmente, los enjambres de meteoroides se originan en el polvo y pedazos de roca soltados por los cometas, y la mayoría de las lluvias anuales de meteoros tienen ese origen. Las Gemínidas, junto con las Cuadrántidas de enero, son las únicas originadas por asteroides.

Debido a su origen rocoso, las Gemínidas son a menudo brillantes y no dejan trazo cuando se queman en nuestra atmósfera. Estos meteoroides siguen aproximadamente la misma órbita del asteroide, cruzan hacia dentro de nuestra órbita casi de lado y desde una dirección norte. Eso hace que parezcan provenir desde un punto cercano a la estrella Castor en la constelación de los gemelos, y desde este punto «radiante» sus trayectorias se dispersan por cualquier parte del cielo. En estas noches, ese punto llega a su máxima altura alrededor de las 2 a.m.

El momento predicho para la máxima actividad de este enjambre, para este año, es el 14 de diciembre alrededor de las 5:30 p.m., hora de El Salvador. Sin embargo, a diferencia de otras lluvias de meteoros, las Gemínidas parecen tener una «meseta» de alrededor de 22 horas, así que se puede esperar una buena actividad en la madrugada del 14 y en la madrugada del 15 de diciembre. La otra ventaja es que ya desde las 9 p.m. es posible ver algunos miembros de este enjambre, pero recuerde, lo mejor siempre es en la madrugada.

En esta vista desde el norte de la eclíptica, para las 9:00 p.m. del 13 de diciembre en hora salvadoreña, la flecha blanca ancha muestra el desplazamiento de la Tierra a lo largo de su órbita en 3 minutos, y la flecha negra sobre el ecuador terrestre muestra lo que la Tierra rota en 3 horas. La trayectoria en puntos blancos simula la dirección en la que vienen los meteoroides que producen las Gemínidas. Créditos: Universal Workshop.

La llamada frecuencia cenital horaria (ZHR en inglés) de las Gemínidas es de 120 meteoros. Eso es lo que un observador alerta podría contar bajo condiciones ideales si el radiante le quedara justo encima de la cabeza. El número real es menor a eso. Es quizá la mejor lluvia de meteoros del año, al menos para nuestra latitud. No produce «tormentas» como las Leónidas, y desde 1960 se considera que supera a las Perseidas de agosto como la más confiable. La Luna no será un problema este año, pues aparece hasta la madrugada y ya muy delgada, y el 14 produce un eclipse solar, que lamentablemente no veremos acá.

A continuación, 10 consejos para observar las Gemínidas.

1. Observe desde tarde en la noche hasta la madrugada. El número de Gemínidas tiende a incrementarse a medida que la noche avanza, con el número más grande de Gemínidas apareciendo una hora o dos después de la medianoche, cuando el punto radiante de la lluvia aparece lo más alto en el cielo. Esa hora se mantiene cierta sin importar donde se encuentre Ud. en el globo.

2. Aléjese de las luces de la ciudad. Para una vista óptima, encuentre un lugar oscuro para observar en el campo.

3. Permítase una vista de campo amplio del cielo. Un sitio en el campo con una vista despejada en una o más direcciones aumenta sus probabilidades de ver algunos meteoros.

4. Observe por una hora o más. Las Gemínidas del 2020 se verán mejor si deja que sus ojos se adapten a la oscuridad, lo cual puede tomar tanto como 20 minutos. Además, los meteoros tienden a venir en tandas, seguidas de lapsos quietos. ¡Sea paciente! Logrará ver algunos.

5. No se preocupe si no sabe localizar el punto radiante. NO necesita mirar en una sola dirección – o localizar al punto radiante de las Gemínidas – para pasarla bien viendo estos meteoros. Los meteoros aparecerán por todo el cielo. Aunque, el punto radiante es interesante. Si Ud. traza la trayectoria de uno de estos meteoros en el sentido contrario al que se movió sobre el domo del cielo, encontrará que parecen venir de este punto dentro de la constelación de Géminis los Gemelos. De allí el nombre de esta lluvia.

6. Vea a la Luna y a Venus. Este año no tendremos interferencia de la luz de la Luna. La Luna nueva ocurre el 14 de diciembre. Pero, en las madrugadas de este fin de semana, justo antes de la madrugada del máximo de las Gemínidas (también en la del 14 de diciembre), podrá captar a la Luna menguante y muy delgada cerca de Venus antes que salga el Sol. Será algo para finalizar en grande una jornada de observación de meteoros.

7.Piense acerca del objeto padre de las Gemínidas. La mayoría de las lluvias anuales de meteoros son originadas por cometas. Pero el padre de las Gemínidas es un misterioso cuerpo llamado 3200 Faetón. Este objeto del Sistema Solar tiene el calificativo de asteroide de la clase Apolo (cercano a la Tierra), y podría tratarse de un cometa ya apagado. ¿Cómo le ayuda eso para ver la lluvia de meteoros? No le ayuda. Pero es divertido hacer cierta contemplación en una noche oscura bajo las estrellas. Puede leer más acerca de este misterioso objeto en este enlace.

8. Lleve a un amigo (o más). Pueden estar observando a la vez diferentes partes del cielo. Si uno ve un meteoro puede gritar el número de la cuenta que llevan. De nuevo, no se preocupe mucho acerca de hacia donde mirar. Sólo deje que sus ojos recorran casualmente todas las partes del cielo.

9. ¿Equipo especial? No es necesario. Lo único que necesita es un cielo oscuro, una haragana, colchoneta o manta para dormir para echarse mirando para arriba, y claro, mantenerse abrigado. Unas bebidas calientes y chucherías también vienen bien.

10. Disfrute de la naturaleza. Como dijo un hombre sabio, observar meteoros es muy parecido a pescar: Ud. sale, y espera atrapar alguno.

¡Cielos despejados a todos!

Fuentes:

Guy Ottewell, Universal Workshop

Deborah Byrd, EarthSky.org