Hipótesis sobre el futuro del universo

Por:  José Ricardo Lewy Soler (ASTRO).

Así como han habido esfuerzos por comprender el origen del universo, y dentro de todos los modelos propuestos el del Big Bang es el que mejor se ajusta a las observaciones, así han ido apareciendo a lo largo de las décadas diversas ideas acerca de su futuro lejano. Ninguna de ellas tiene suficiente información para convertirse en una teoría, en el buen sentido científico, y por el momento se consideran meras hipótesis, algunas de ellas se quedan a nivel de simple especulación.

Entre algunas de esas ideas cosmológicas que se han planteado están: El Big Freeze o Gran Congelamiento, el Big Rip o Gran Desintegración, el Big Crunch o Gran Implosión, el Big Bounce o Gran Rebote y el Multiuniverso.

El Big Freeze o Gran Congelamiento es conocido también como la Muerte Térmica del Universo. Esta hipótesis sostiene que si la densidad del universo resultara ser inferior a un cierto valor crítico (si no hubiera materia suficiente), la expansión continuaría indefinidamente. Un universo así se denomina abierto. El destino final de este tipo de universo es una situación donde la temperatura  se aproxima al cero absoluto y es idéntica en todos los lugares del universo. Bajo estas condiciones ya no existe potencial energético, ya que no habría ni la más mínima diferencia de temperatura y prácticamente cesaría todo movimiento molecular y se detendrían todos los procesos físicos.

El Big Rip o Gran Desintegración parece ser una de las hipótesis más aceptadas en la actualidad acerca del destino final del universo.
El universo se expandirá de tal manera que todo en él será desintegrado a causa de una fuerza tan inmensa, la Energía Oscura, que produciría una presión repulsiva tan grande, que contribuiría a acelerar la expansión del universo. La gravedad sería demasiado débil para mantener unido cualquier objeto. Todo perdería su cohesión gravitatoria. El universo acabaría por ser desgarrado. La aceleración causada por la energía oscura terminará siendo tan fuerte que anulará completamente los efectos de las fuerzas gravitacionales, electromagnéticas y los enlaces débiles. El universo acabaría por ser desgarrado. Primero, las galaxias se separarían entre sí.
Luego la gravedad sería demasiado débil para mantener integrada cada galaxia, y antes del fin, sólo habría estrellas aisladas. En los últimos minutos, se destrozarían estrellas y planetas. En el universo solo quedarían átomos, pero no se habría acabado todo. Los átomos serían destruidos en una fracción de segundo antes del fin del tiempo y sólo quedaría radiación. ¿Cuánto falta para que pase esto? Los proponentes de esta hipótesis, en una de sus estimaciones, llegaron a un valor de 22 mil millones de años en el futuro.

El Big Crunch o Gran Implosión plantea que si la densidad del universo fuera superior a un cierto valor crítico (o sea, si el universo albergara suficiente cantidad de materia), la fuerza de la gravedad acabaría por detener la expansión y la convertiría en una contracción que culminaría en una Gran Implosión. Al final, todo estaría concentrado en un solo punto, similar al existente antes del Big Bang. Un universo de este tipo recibe el calificativo de cerrado.

El Big Bounce o Gran Rebote es el modelo cosmológico hipotético donde se sostiene que nuestro universo sería un universo oscilante,  donde el Big Bang fue el resultado del colapso de un universo anterior. Según esta hipótesis, el Big Bang fue simplemente el comienzo de un período de expansión al que siguió un período de contracción.

El multiuniverso o multiverso es un conjunto hipotético de múltiples universos posibles (incluyendo nuestro universo), que en conjunto constituyen todo lo que existe. Todavía no se sabe ni cuántos universos hay, si su número es finito o infinito; ni tampoco se conoce cómo son. Podrían ser réplicas iguales que se rigen por las mismas leyes de la física y en los que podrían vivir dobles exactos de nosotros. O podrían ser distintos, gobernados por otras leyes físicas en las que exista otra especie de vida inteligente. De momento se basan en la teoría de cuerdas, que aún no se ha verificado, y no son probables y por lo tanto es especulativa.

Esta hipótesis parte de la idea de que microsegundos después de ocurrido el Big Bang, el universo se expandió a una velocidad mucho más grande que la velocidad de la luz. En este crecimiento exponencial hubo partes del espacio-tiempo que se expandieron más rápidamente que otras, creando «burbujas» que se rigen por las mismas o sus propias leyes físicas. Sucesivos Big Bang tuvieron lugar y de esta manera se crearon diferentes universos. El multiuniverso podría parecerse a una olla de agua hirviendo en la que constantemente se van creando nuevas burbujas grandes y pequeñas, las cuales chocan unas entre sí y son las que desaparecen, dejando una huella como la ofrecida por la fuerza provocada por el Big Bang. Si ese es el caso, entonces en el multiuniverso siempre se estarían creando y desapareciendo universos, de forma eterna.

La hipótesis cosmológica más aceptada hasta el momento es la de un universo en expansión continua en cualquiera de sus formas, y la alternativa cerrada no encuentra partidarios. Las teorías del Big Freeze o Muerte Térmica y del Big Rip o Gran Desgarramiento, son el escenario generalmente considerado como más probable y que ocurrirían si el universo continúa en expansión como hasta ahora.

Para leer más, visite: https://en.wikipedia.org/wiki/Physical_cosmology