Septiembre 8, 2020. GW190521: Agujeros Negros Inesperados en Colisión

Créditos de la Ilustración: Raúl Rubio (Virgo Valencia GroupThe Virgo Collaboration) (Para una versión de mayor resolución haga clic aquí)

¿Cómo se forman agujeros negros como este? Dos agujeros negros que se acercaron en espiral para producir el evento de ondas gravitacionales GW190521 no sólo eran los agujeros negros más masivos que hayan visto LIGO y VIRGO hasta el momento, sus masas — de 66 y 85 masas solares — eran inesperadas y sin precedentes. Los agujeros negros de masas más bajas, por debajo de unas 65 masas solares se sabe que se forman en explosiones de supernova. Por el contrario, los agujeros negros con masas más grandes, por encima de las 135 masas solares, se piensa que son creados por estrellas muy masivas implosionando luego de que usaron sus elementos productores de fusión nuclear que soporta su peso. Cómo es que llegan a existir tales agujeros negros de masas intermedias es todavía desconocido, aunque una hipótesis sostiene que son el resultado de colisiones consecutivas de estrellas y agujeros negros en cúmulos estelares densos. Mostrada arriba está una ilustración de los agujeros negros justo antes de su colisión, señalados con flechas que indican sus ejes de rotación. En la ilustración, las ondas espirales indican la producción de radiación gravitacional, mientras que las estrellas circundantes resaltan la posibilidad de que la fusión ocurrió dentro de un cúmulo estelar. Vista el año pasado pero habiendo emanado en una época cuando el universo tenía sólo la mitad de la edad actual (z ~ 0.8), la fusión de los agujeros negros GW190521 es la más lejana detectada hasta el momento, dentro de los errores de medición.

Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD).