Saltar al contenido

Noviembre 21, 2022. La Nebulosa Mariposa vista desde el Hubble

    Créditos de la Imagen: NASAESAHubble; Procesamiento: William Ostling

    Las estrellas pueden producir bellos patrones al envejecer — algunas veces similares a flores o insectos. NGC 6302, la Nebulosa Mariposa, es un ejemplo notable. Aunque su envergadura gaseosa cubre más de 3 años luz y su temperatura superficial estimada excede los 200,000 grados Celsius, la avejentada estrella central de NGC 6302, la nebulosa planetaria mostrada acá, se ha vuelto excepcionalmente caliente, brillando fuertemente en luz visible y ultravioleta, pero escondida a la vista directa por un denso toroide de polvo. Esta nítida vista de acercamiento fue registrada por el Telescopio Espacial Hubble y está procesada acá para mostrar detalles notables de la compleja nebulosa planetaria, resaltando en particular la luz emitida por el oxígeno (mostrada en azul), el hidrógeno (verde) y nitrógeno (rojo) NGC 6302 se encuentra a casi 3,500 años luz de distancia en la aracnológicamente correcta constelación del Escorpión (Scorpius). Las nebulosas planetarias evolucionan a partir de las atmósferas externas de estrellas como nuestro Sol, pero usualmente se desvanecen en unos 20,000 años.

    Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD)