Marzo 29, 2020. Una Exposición de 212 Horas de Orión.

Pulse sobre la imagen para una versión agrandada, o en este enlace para la versión con anotaciones.

Créditos y Derechos de la Imagen: Stanislav Volskiy, Anotaciones en la imagen: Judy Schmidt

La constelación de Orión es mucho más que tres estrellas en fila. Es una dirección en el espacio que es rica en nebulosas impresionantes. Para apreciar mejor esta parcela de cielo bien conocida, fue tomada una exposición extremadamente larga a lo largo de muchas noches despejadas en 2013 y 2014. Luego de 212 horas de tiempo de cámara y un año adicional de procesamiento, emergió el mosaico de 1400 exposiciones mostrado, abarcando más de 40 veces el diámetro angular de la Luna. De los muchos detalles interesantes que se han vuelto visibles, uno que llama la mirada en particular es el Bucle de Barnard, el filamento circular rojo brillante que se arquea desde el medio. La Nebulosa Rosetta no es la gigantesca nebulosa roja cerca de la parte superior de la imagen — esa es la más grande pero menos conocida nebulosa llamada Lambda Orionis. La Nebulosa Rosetta está visible: es la nebulosa roja y blanco arriba a la izquierda. La estrella anaranjada brillante justo encima del centro del encuadre es Betelgeuse, mientra que la estrella azul brillante abajo a la derecha es Rigel. Otras nebulosas famosas que están visibles incluyen a la Nebulosa Cabeza de Bruja, la Nebulosa de la Flama, la Nebulosa Piel de Zorro, y, si sabe donde mirar, la comparativamente pequeña Nebulosa Cabeza de Caballo. Respecto a esas famosas tres estrellas que cruzan el cinturón de Orión el Cazador, pues en este abarrotado cuadro pueden ser difíciles de localizar, pero un ojo escudriñador las encontrará justo debajo y a la derecha del centro de la imagen.

Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD).