Diciembre 11, 2019. N63A: Remanente de Supernova en Rango Visible y de Rayos X.

Créditos de la Imagen: NASAESAHubbleChandraProcesamiento y  LicenciaJudy Schmidt

¿Qué ha dejado atrás esta supernova? Hace tan poco como 2,000 años, la luz de una masiva explosión estelar en la Gran Nube de Magallanes (GNM) alcanzó por primera vez al planeta Tierra. La GNM es una vecina galáctica cercana de nuestra galaxia Vía Láctea y el devastador frente de la explosión está ahora moviéndose hacia fuera – destruyendo o desplazando las nubes de gas ambiental, mientras detrás va dejando nudos relativamente densos de gas y polvo. Lo que queda es uno de los remanentes de supernova más grandes en la GNM: N63A. Muchos de los nudos densos sobrevivientes han sido a su vez comprimidos y podrían contraerse más para formar nuevas estrellas. Algunas de las estrellas resultantes podrán en su momento explotar como supernovas, continuando el ciclo. Presentada acá está una imagen combinada de N63A vista en rayos X del Telescopio Espacial Chandra, y una en luz visible del Hubble. El prominente nudo de gas y polvo arriba a la derecha — conocido informalmente como el Firefox — es muy brillante en luz visible, mientras que el remanente de supernova más grande brilla principalmente en rayos X. N63A se extiende más de 25 años luz y se encuentra a casi 150,000 años luz de distancia en dirección de la sureña constelación de Dorado.

Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD).