Agosto 5, 2021. Tycho y Clavius

Créditos y Derechos de la Imagen: Eduardo Schaberger Poupeau (Para una versión de mayor resolución siga este enlace)

El sur está arriba en esta detallada vista telescópica a través de las irregulares tierras altas australes de la Luna. Captada el 20 de julio, el paisaje lunar presenta los cráteres joven y viejo, Tycho y Clavius. De casi 100 millones de años de edad, Tycho es el cráter de 85 kilómetros de diámetro con paredes empinadas cerca del centro de la imagen, con su pico central de 2 kilómetros de alto en la brillante luz solar y con sombra oscura. Los despojos arrojados durante el impacto que creó a Tycho todavía lo hacen el cráter lunar que más resalta cuando la Luna está casi llena, produciendo un sistema radiante de trazos claros altamente visibles, rayos brillantes que se extienden a través de mucho del lado cercano lunar. De hecho, algo del material recolectado en el sitio de alunizaje de la Apolo 17, a casi 2,000 kilómetros de distancia, posiblemente se originó en el impacto de Tycho. Uno de los cráteres más viejos y grandes del lado cercano de la Luna, con sus 225 kilómetros de diámetro, es Clavius, ubicado hacia el sur (arriba) de Tycho. El propio sistema de rayos del cráter Clavius, resultante de su evento de impacto original, podría haberse desvanecido hace mucho. Las gastadas paredes y el fondo liso del viejo cráter están ahora recubiertas por cráteres más pequeños de impactos que ocurrieron después que se formara Clavius. Las observaciones con el Observatorio Estratosférico para Astronomía Infrarroja (SOFIA en inglés), publicadas en 2020, encontraron agua en Clavius. Por supuesto tanto el joven Tycho como el viejo cráter Clavius son localidades que aparecen en la épica obra de ciencia ficción, 2001: Una Odisea Espacial.

Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD).