Septiembre 7, 2019. En la Cueva del Lobo.

Pulse sobre la imagen para una versión agrandada.

Créditos y Derechos de la Imagen: Charlie Bracken, Mladen Dugec, Max Whitby

La misteriosa nebulosa azul de reflexión encontrada en los catálogos como VdB 152 o Ced 201, en realidad es muy tenue. Se halla en la punta de la larga nebulosa oscura Barnard 175 en un complejo polvoriento que también ha sido llamado la Cueva del Lobo. En el centro de esta vista telescópica profunda y de campo amplio, las apariciones cósmicas están a casi 1,400 años luz de distancia a lo largo de la Vía Láctea del norte en la real constelación de Cefeo. Cerca del borde de una gran nube molecular, las bolsas de polvo interestelar en la región bloquean la luz de las estrellas de fondo, o dispersan la luz de las estrellas brillantes envueltas en ellas, dándole a la nebulosa su característico color azul. También se piensa que la luz ultravioleta de la estrella causa la tenue luminiscencia rojiza en el polvo de la nebulosa. Aunque se forman estrellas en las nubes moleculares, esta estrella parece que tan sólo está vagabundeando accidentalmente dentro del área, ya que su velocidad a través del espacio medida es muy diferente a la velocidad de la nube. Otra nebulosa oscura y densa, LDN 1221, es fácil de divisar hacia arriba a la derecha del encuadre, mientras que la más colorida nebulosa planetaria, Dengel-Hartl 5, está justo debajo del centro. También se puede delinear la tenue emisión rojiza de un antiguo remanente de supernova (desde abajo a la derecha hasta arriba a la izquierda), contra el complejo rico en polvo de Cefeo.

Fuente: Astronomy Picture of the Day.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *