Febrero 22, 2018. Cuando las Rosas no son Rojas.


No todas las rosas son rojas, por supuesto, pero todavía pueden ser muy bonitas. De igual manera, la bella Nebulosa Rosetta y otras regiones de formación de estrellas a menudo se muestran en imágenes astronómicas con un tono predominantemente rojo, en parte debido a que la emisión dominante en la nebulosa proviene de los átomos de hidrógeno. La línea de emisión óptica más fuerte del hidrógeno es conocida como H-Alfa, y se encuentra en la región roja del espectro; pero la belleza de una nebulosa de emisión no necesita ser apreciada sólo en luz roja. Otros átomos en la nebulosa también son excitados por la energética luz estelar y también producen líneas de emisión angostas.En esta preciosa vista de la Nebulosa Rosetta, imágenes en banda angosta se combinan para mostrar la emisión de los átomos de azufre en rojo, del hidrógeno en azul y del oxígeno en verde. De hecho, el esquema de mapeo de estas líneas de emisión atómica angostas hacia colores más amplios está adoptado en muchas de las imágenes de las guarderías estelares del Hubble. La imagen abarca casi 100 años luz en la constelación de Monoceros, a la distancia estimada a la Nebulosa Rosetta de 3000 años luz. Para volver roja a la Rosetta, sólo siga este enlace.

Créditos de la Imagen y Derechos: Eric Coles y Mel Helm

Fuente: Astronomy Picture of the Day.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *