Agosto 13, 2018. La Nebulosa Lápiz en Rojo y Azul.

Créditos de la Imagen y Derechos: José Joaquín Perez

Esta onda de choque atravesó el espacio interestelar a más de 500,000 kilómetros por hora. Cerca del borde superior y moviéndose hacia arriba en esta nítida y detallada composición a color, los delgados y brillantes filamentos trenzados son en realidad ondas en una lámina cósmica de gas resplandeciente vista casi de perfil. Catalogada como NGC 2736, su apariencia alargada sugiere su nombre popular: la Nebulosa Lápiz. La Nebulosa Lápiz tiene casi 5 años luz de largo y se halla a 800 años luz de distancia, pero representa sólo una pequeña parte del remanente de supernova de Vela. El remanente de Vela mismo tiene casi 100 años luz de diámetro, la expansiva nube de desechos de una estrella a la que se le vio explotar hace casi 11,000 años. Inicialmente, la onda de choque estaba moviéndose a millones de kilómetros por hora, pero se ha ralentizado considerablemente, arrastrando el material interestelar circundante. En la imagen de campo amplio y banda angosta presentada acá, los colores rojo y azul siguen el característico resplandor de los átomos ionizados de hidrógeno y oxígeno, respectivamente.

Fuente: Astronomy Picture of the Day.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *