La lluvia de estrellas de las Perseidas 2016, la más intensa de los últimos años.

12 al 13 de agosto – Lluvia de meteoros Perseidas.

Las Perseidas, una de las mejores lluvias de meteoros para observar, normalmente produce unos 80 meteoros por hora en su pico. Este año se pronostica una tasa de por lo menos entre 150 y 200 meteoros por hora.

El fenómeno se produce cada año entre finales de julio y finales de agosto cuando la Tierra atraviesa en su trayectoria en torno al Sol la estela del cometa Swift-Tuttle,  lo que provoca que multitud de partículas, denominadas meteoroides, choquen contra la atmósfera.

La mayoría de los meteoroides desprendidos del Swift-Tuttle son tan pequeños como un grano de arena y cuando se cruzan con nuestro planeta impactan contra la atmósfera a una velocidad de más de 210.000 kilómetros por hora. El choque produce un aumento en la temperatura de estos fragmentos de hasta 5.000 grados, en una fracción de segundo, lo que hace que se desintegren y emitan un destello de luz que recibe el nombre de meteoro o estrella fugaz. Conforme la Tierra se va adentrando en la parte más densa de esta nube de meteoroides, la actividad de las perseidas aumenta.

Las Perseidas son famosos por la producción de un gran número de meteoros brillantes. La lluvia  sucede todos los años entre el 17 de julio al 24 de agosto, con un máximo entre la noche del 12 de agosto y la mañana del 13 de agosto.

Este año la Luna interferirá en la observación del fenómeno, ya que estará en fase creciente. Por eso se recomienda observar la lluvia de estrechas después de medianoche, cuando está previsto el mayor ciclo de actividad y la Luna tendrá menos efecto.

Otro de los grandes problemas son la alta nubosidad y lluvias de esta época, lo que han hecho casi imposible observarlas en el pasado.