Solsticio de junio 2020

Por José Ricardo Lewy (ASTRO)

Los solsticios (del latín solstitium, «Sol quieto») son los momentos del año en los que la duración del día o de la noche son las máximas del año. Astronómicamente hablando, los solsticios son los momentos en los que el Sol alcanza la máxima declinación norte (+23º 27’) o sur (−23º 27’) con respecto al ecuador celeste.

En el solsticio de junio, o de verano en el hemisferio norte, el Sol alcanza el cenit al mediodía sobre el Trópico de Cáncer y es el momento en que el día es el de mayor duración del año.

En el solsticio de junio, la Tierra se posiciona en su órbita de modo que nuestro Polo Norte se inclina lo más hacia el Sol. Visto desde la Tierra, el Sol está directamente sobre la cabeza del observador al mediodía sobre los 23 ½ grados al norte del ecuador, en una línea imaginaria que rodea el globo conocido como el Trópico de Cáncer.

El solsticio de verano de este año 2020 se producirá el sábado 20 de Junio a las 21:44 horas UTC, esto es las 3:44 p.m., hora de El Salvador, dando comienzo a la estación del verano boreal. A partir de ese momento, el período diurno se irá haciendo más corto cada día. Esta estación del verano terminará el 22 de septiembre cuando se llegue al equinoccio de septiembre y comience el otoño boreal.

A lo largo del año la posición del Sol vista desde la Tierra se mueve hacia el Norte y hacia el Sur. La existencia de los solsticios es provocada por la inclinación de 23 ½ grados del eje de la Tierra sobre el plano de su órbita.

En el círculo polar ártico el centro del Sol solamente toca el horizonte sin ponerse. Es el único día que el Sol se mantiene sobre el horizonte durante 24 horas. En estos días en el polo norte nunca se pone el Sol. Lo contrario sucede en el círculo polar antártico, en el que el Sol se mantiene abajo del horizonte durante 24 horas.

Para nosotros que estamos en el hemisferio norte, este solsticio marca el día un poco más largo que todos los demás, amaneceres más tempraneros y anocheceres más tardíos y noches un poco más cortas. Ese día, el Sol pasa 12h56m07s visible en el cielo. Aunque se debe aclarar que el día del solsticio no es el día en que el Sol sale más temprano y se oculta más tarde. Para nuestra latitud, el amanecer más tempranero ocurre alrededor del 1 de junio y la puesta de Sol más tardía, el 7 de julio.

Hay que advertir que el solsticio de junio es diferente según estemos en hemisferio norte o sur. En el hemisferio norte el solsticio de junio es llamado “Solsticio de Verano” y se corresponde con el día más largo del año, marcando el paso de la primavera al verano (al mediodía el Sol alcanza el punto más alto de todo el año). Los días comienzan a acortarse desde ese momento y las noches a alargarse.

En el hemisferio sur, el solsticio de junio es llamado “Solsticio de Invierno” y se corresponde con el día más corto del año, marcando el paso del otoño al invierno (al mediodía el Sol alcanza el punto más bajo de todo el año). Los días comienzan a ser más largos desde ese momento, y las noches se hacen más cortas.