La Sonda Solar Parker visitará al Sol en agosto.

La Agencia Nacional de Aeronáutica y del Espacio, NASA, tiene programado el envío de una sonda espacial con el objetivo de estudiar en detalle a nuestra estrella más cercana, el Sol.

En la segunda semana de agosto de 2018, un cohete tipo Delta Heavy IV despegará de Cabo Cañaveral llevando una sonda espacial del tamaño de un auto, que estudiará al Sol más cerca que cualquier otro objeto hecho por humanos. Nicky Fox, de la universidad John Hopkins y gerente del proyecto, explicó que la energía del Sol siempre fluye más allá de nuestro mundo y aunque el viento solar es invisible, podemos verlo rodeando los polos como auroras boreales, que revelan la enorme cantidad de energía y partículas que caen en cascada en nuestra atmósfera. “No tenemos buen entendimiento de los mecanismos que impulsan ese viento hacia nosotros, y eso es lo que vamos a descubrir “, agregó.

Parker solar probe
Representación artística de la sonda espacial que la NASA enviará a explorar de cerca a nuestra estrella.

La sonda espacial lleva una instrumentación de avanzada para estudiar el Sol de forma remota e in situ. Los datos de estos instrumentos de vanguardia deberán ayudar a los científicos a responder tres preguntas fundamentales sobre nuestra estrella.

Una de esas preguntas es el misterio de la aceleración del viento solar. A pesar de que en gran medida captamos los orígenes del viento solar, sabemos que hay un punto, aún no observado, donde el viento solar acelera a velocidades supersónicas. Los datos muestran que estos cambios ocurren en la corona, una región de la atmósfera del Sol donde la Sonda Solar Parker volará directamente.
En segundo lugar, los científicos esperan develar el secreto de las enormes temperaturas de la corona solar. La superficie visible del Sol es de aproximadamente 10,000 °F, pero, por razones que no comprendemos del todo, la corona es cientos de veces más caliente, alcanzando varios millones de grados. Esto es contrario a toda lógica, ya que la energía del Sol se produce en su núcleo.
“Es un poco como si te alejaras de una fogata y de repente sintieras mucho mas calor”, dijo Fox.

Finalmente, los instrumentos de la sonda Parker deberían revelar los mecanismos detrás de la aceleración de partículas energéticas solares, que pueden alcanzar velocidades de más de la mitad de la velocidad de la luz a medida que se disparan lejos del Sol. Tales partículas pueden interferir con la electrónica de satélites, especialmente para aquellos fuera del campo magnético de la Tierra.

Creditos: Sarah Frazier. NASA.

Nota completa y fuente:
https://www.nasa.gov/feature/goddard/2018/nasa-prepares-to-launch-parker-solar-probe-a-mission-to-touch-the-sun

Traducción: Fernando Ayala. ASTRO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *