Mayo 10, 2019. Polvo del Halley y la Vía Láctea.

Créditos y Derechos de la Imagen: Gang Li

Granos de polvo cósmico dejan trazos a través de los cielos nocturnos sin luna del 7 de mayo. Barridos a medida que el planeta Tierra cruza a través de las corrientes de restos dejados por el cometa periódico Halley, la lluvia de meteoros anual es conocida como las Eta Acuáridas. Esta imagen compuesta, aunque fue hecha casi un día después del máximo predicho de la lluvia, captura al menos a 20 meteoros en exposiciones tomadas en un período de más de 2 horas, registradas sobre una exposición de fondo del cielo. Los trazos de los meteoros apuntan hacia el llamado radiante de la lluvia, cercano a la epónima estrella tenue Eta Aquarii, cercana al horizonte, y vista desde un sitio a 100 kilómetros al sur de Sydney, Australia. Conocidas por su velocidad, los meteoros Eta Acuáridas se mueven rápido, entrando a la atmósfera a casi 66 kilómetros por segundo. El brillante Júpiter reluce cerca del bulto central de la Vía Láctea, alto sobre el horizonte. La Cruz del Sur está apenas colgada en la esquina superior derecha del cuadro.

Fuente: Astronomy Picture of the Day.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *