Mayo 1, 2018. La Aurora y el Amanecer.

Créditos de la Imagen: NASA, International Space Station, Ricky Arnold

En la Estación Espacial Internacional (EEI), sólo puede admirar una aurora hasta que el Sol sale. Luego el fondo de la Tierra se vuelve muy brillante. Infortunadamente, después de la puesta del Sol, la órbita rápida de la EEI alrededor de la Tierra significa que el amanecer usualmente se encuentra a menos de 47 minutos de distancia. En la imagen que se muestra, una aurora verde está visible debajo de la EEI — y sobre el horizonte arriba a la derecha, mientras que el amanecer se aproxima imparable desde arriba a la izquierda. Observar una aurora desde el espacio puede ser despampanante ya que su cambiante forma ha sido comparada a una amiba verde gigante. Las auroras están compuestas de electrones y protones energéticos provenientes del Sol que golpean el campo magnético de la Tierra y luego bajan en espiral hacia la Tierra tan rápido que causan que los átomos y moléculas atmosféricos brillen. La EEI orbita casi a la misma altura que las auroras, volando justo a través de las capas superiores delgadas de una de ellas muchas veces, un evento que ni daña a los astronautas ni cambia la forma de la aurora.

Fuente: Astronomy Picture of the Day.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *