Marzo 18, 2019. La Cabeza de Caballo y las Nebulosas de Orión.

Pulse sobre la imagen para agrandarla.

Créditos y Derechos de la Imagen: Mario Zauner

La oscura Nebulosa Cabeza de Caballo y la resplandeciente Nebulosa de Orión son vistas cósmicas contrastantes. A la deriva a 1,500 años luz de distancia en una de las constelaciones más reconocidas del cielo nocturno, aparecen en esquinas opuestas del mosaico impresionante de dos paneles de arriba. La familiar nebulosa Cabeza de Caballo aparece como una nube oscura abajo a la izquierda, una silueta pequeña haciendo una muesca contra el resplandor del gas hidrógeno (alfa), teñido acá en naranja. Alnitak es la estrella más oriental en el cinturón de Orión y puede encontrarse a la izquierda de la Cabeza de Caballo. Debajo de Alnitak está la Nebulosa de la Llama, con nubes de emisión brillantes y dramáticas franjas de polvo oscuro. La magnífica región de emisión, la Nebulosa de Orión (alias M42), se halla hacia arriba a la derecha, rodeada por el resplandor azulado del polvo reflejante. Inmediatamente a su izquierda está una prominente nebulosa de reflexión, llamada algunas veces el Hombre Corriendo. Zarcillos de gas hidrógeno resplandeciente omnipresentes son trazados con facilidad por toda la región.

Fuente: Astronomy Picture of the Day.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *