Junio 5, 2019. Las Nubes Interestelares de Orión.

Pulse sobre la imagen para agrandarla, o siga este enlace para ver una versión con anotaciones.

Créditos y Derechos de la Imagen: Andrew Klinger

La constelación de Orión es mucho más que tres estrellas en línea. Es una dirección en el espacio que es rica en nebulosas impresionantes. Para apreciar mejor a esta bien conocida franja del cielo, se tomó una nueva imagen de larga exposición a lo largo de varias noches despejadas durante enero, febrero y marzo. Luego de 23 horas de tiempo de cámara y otras horas no contadas en procesamiento de las imágenes, se produjo el mosaico de arriba con las luces del hidrógeno, oxígeno y azufre, y que abarca más de 40 veces el diámetro angular de la Luna. De los muchos detalles interesantes que se han vuelto visibles, uno que llama la atención del ojo en particular es el Bucle de Barnard, el brillante arco rojo-anaranjado justo a la derecha del centro de la imagen. La Nebulosa Roseta no es la gigantesca nebulosa anaranjada justo a la izquierda del centro de la imagen — esa es la más grande, pero menos conocida nebulosa llamada el Anillo Meissa. Sin embargo, la Nebulosa Roseta está visible: es la brillante nebulosa anaranjada, azul y blanca cerca del borde inferior de la imagen. La estrella anaranjada justo a la izquierda del centro del encuadre es Betelgeuse, mientras que la brillante estrella azul arriba a la derecha es Rigel. Acerca de esas tres famosas estrellas que cruzan el cinturón de Orión el Cazador, en este atiborrado cuadro pueden ser difíciles de localizar, pero un ojo muy perceptivo las encontrará justo a la derecha del centro de la imagen.

Fuente: Astronomy Picture of the Day.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *