Julio 24, 2018. Nubes de la Tierra y el Cielo.

Créditos de la Imagen y Derechos: Angelo Perrone

Si sube lo suficiente, podría encontrarse a sí mismo en un mirador entre nubes de agua de la Tierra y las nubes estelares de la Vía Láctea. Tal fue el caso el mes pasado para un astrofotógrafo alpinista aventurero. Captadas acá en el primer plano, por encima de nubes blancas, están las cimas montañosas de la cordillera de las Dolomitas en el norte de Italia. Esta imagen de exposición múltiple fue captada desde Lagazuoi, una de las Dolomitas. Hace cientos de millones de años, las Dolomitas no eran montañas sino islas de un antiguo mar que se elevaron a través de la colisión de placas tectónicas. La historia diversa de las Dolomitas explica sus rasgos inusualmente contrastantes, que incluyen crestas dentadas y fósiles marinos antiguos. Altas por encima incluso de las Dolomitas, y lejanas en la distancia, franjas de polvo oscuro manchan el plano central de nuestra galaxia Vía Láctea. Las estrellas y el polvo están salpicados con brillantes nubes rojas de gas hidrógeno resplandeciente — tales como la Nebulosa Laguna justo encima y a la izquierda del centro.

Fuente: Astronomy Picture of the Day.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *