Febrero 4, 2020. Un Cielo Nocturno al Ocaso sobre el Gran Cañón.

Pulse sobre la imagen para una versión agrandada.

Créditos y Derechos de la Imagen: Robert Q. Fugate

Estar viendo picos montañosos con un brillo rojizo desde dentro del Gran Cañón fue una de las experiencias más increíbles de un ocaso de la vida de este fotógrafo aficionado. Aparecieron aún más increíbles más tarde, cuando se combinó digitalmente esa toma con una exposición del cielo nocturno — tomada por la misma cámara y desde la misma ubicación — una hora más tarde. Las dos imágenes fueron tomadas el pasado agosto desde el campamento 220 Mile Canyon en el Río Colorado, Colorado, EUA. Los picos brillan en rojo debido a que estaban iluminados por un ocaso usualmente rojizo. Más tarde, y alta por encima, la banda de la galaxia Vía Láctea, hacía ángulo de forma dramática hacia abajo, llena con estrellas, nebulosas y nubes de polvo oscuro. A la izquierda de la Vía Láctea está el planeta Saturno, mientras que a la derecha está el más brillante Júpiter. Aunque Júpiter y Saturno son ahora difíciles de ver, Venus estará visible y bastante brillante en el oeste en cielos despejados, justo después de la puesta del Sol, por los siguientes dos meses.

Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *