Diciembre 31, 2018. La Nebulosa Cabeza de Bruja.

Pulse sobre la imagen para agrandarla.

Créditos y Derechos de la Imagen: Digitized Sky Survey (POSS II); Procesamiento: Utkarsh Mishra

Doble, doble trabajo y pena; El fuego arde, y el caldero burbujea… quizá Macbeth debió haber consultado a la Nebulosa Cabeza de Bruja. Esta arpía cósmica, una nebulosa de reflexión espantosamente formada, está a casi 800 años luz de distancia. Su semblante malévolo parece mirar con furia a la cercana estrella Rigel en Orión, que está justo fuera de este cuadro hacia arriba a la izquierda. Conocida formalmente como IC 2118, la nube interestelar de polvo y gas tiene casi 70 años luz de ancho, y sus granos de polvo reflejan la luz estelar de Rigel. En este retrato compuesto, el color de la nebulosa es causado no sólo por la intensa luz azul de la estrella, sino también porque los granos de polvo dispersan la luz azul de manera más eficiente que la roja. El mismo proceso físico causa que el cielo diurno de la Tierra parezca azul, aunque los dispersantes en la atmósfera de la Tierra son las moléculas de nitrógeno y oxígeno.

Fuente: Astronomy Picture of the Day.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *