Diciembre 3, 2019. M27: La Nebulosa de la Mancuerna.

Créditos y Derechos de la Imagen: Steve Mazlin

¿Es esto en lo que se convertirá nuestro Sol? Muy posiblemente. El primer atisbo del futuro de nuestro Sol fue descubierto inadvertidamente en 1764. En ese tiempo, Charles Messier estaba compilando una lista de objetos difusos que no debían confundirse con cometas. El 27º objeto en la lista de Messier, ahora conocido como M27 o la Nebulosa de la Mancuerna, es una nebulosa planetaria, el tipo de nebulosa que nuestro Sol producirá cuando la fusión nuclear se detenga en su núcleo. M27 es una de las nebulosas planetarias más brillantes en el cielo, y puede verse en dirección de la constelación de la Zorra (Vulpecula) con unos binoculares. A la luz le toma casi 1000 años en alcanzarnos desde M27, mostrada acá en colores emitidos por el hidrógeno y el oxígeno. Entendiendo la física y el significado de M27 estaba más allá de la ciencia del siglo XVIII. Incluso hoy, muchas cosas permanecen misteriosas acerca de las nebulosas planetarias bipolares como M27, incluyendo el mecanismo físico que expele a la envoltura gaseosa exterior de una estrella de masa baja, dejando una enana blanca caliente y emisora de rayos X.

Fuente: Astronomy Picture of the Day (APOD)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *