Agosto 31, 2019. El Orión del Spitzer.

Pulse sobre la imagen para una versión agrandada.

Créditos de la Imagen: NASAJPL-Caltech

Pocas vistas cósmicas despiertan más la imaginación como la Nebulosa de Orión, una inmensa guardería estelar a unos 1,500 años luz de distancia. Abarcando casi 40 años luz a través de esa región, esta imagen infrarroja del Telescopio Espacial Spitzer fue construida con datos orientados a monitorizar las brillanteces de las estrellas jóvenes de la nebulosa, algunas de ellas rodeadas todavía por sus discos de polvo formadores de planetas. Las estrellas jóvenes de Orión tienen sólo 1 millón de años, comparados con los 4.6 miles de millones de años del Sol. Las estrellas más calientes de la región se encuentran en el Cúmulo del Trapecio, el cúmulo más brillante cerca del centro de la fotografía. Lanzado hacia una órbita alrededor del Sol en agosto 23 de 2003, el refrigerante de helio líquido del Spitzer se agotó en mayo de 2009. Aún así, el telescopio espacial infrarrojo continúa operando, y su misión está programada para finalizar en enero 30 de 2020. Registrada en 2010, esta vista en colores falsos proviene de dos canales que todavía están sensibles a la luz infrarroja a las temperaturas de operación más cálidas del Spitzer.

Fuente: Astronomy Picture of the Day.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *