Agosto 23, 2018. Cometa, Corazón y Alma.

Créditos de la Imagen y Derechos: Juan Carlos Casado (TWANEarth and Stars)

La verdosa coma del cometa 21P/Giacobini-Zinner resalta a la izquierda de esta toma con telefoto del paisaje celeste que abarca más de 10 grados en dirección de las constelaciones boreales de Cassiopeia y Perseus. Captado el 17 de agosto, el cometa periódico es el conocido cuerpo padre de la lluvia de meteoros Dracónidas. El cometa, que se ha predicho que estará en su máxima brillantez el próximo mes, está en realidad enfrente del nutrido campo de estrellas, a sólo 4 minutos luz de nuestro planeta. El Giacobini-Zinner permanecerá muy tenue para verse a simple vista, como las coloridas nebulosas Corazón y Alma cerca del centro del campo de visión de la sensitiva cámara digital. Pero, el par de cúmulos estelares abiertos a la derecha, h y Chi Persei, podrían verse a ojo desnudo desde localidades oscuras. Las nebulosas Corazón y Alma con sus propios cúmulos incrustados de estrellas jóvenes, de un millón de años de edad o algo así, tienen cada una más de 200 años luz de ancho y están de 6 a 7 mil años luz de distancia. Son parte de un complejo grande y activo de formación estelar que se extiende a lo largo del brazo espiral de Perseo de nuestra galaxia Vía Láctea. Conocidos también como el Doble Cúmulo, h y Chi Persei están localizados a casi la misma distancia. El cometa periódico Giacobini-Zinner fue visitado por una nave espacial de la Tierra cuando el reconvertido Explorador Cometario Internacional pasó a través de su cola en septiembre de 1985.

Fuente: Astronomy Picture of the Day.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *