Abril 5, 2018. NGC 289: Remolino en el Cielo Sur.

Créditos de la Imagen y Derechos: Adam Block, ChileScope

A casi 70 millones de años luz de distancia, la preciosa galaxia espiral NGC 289 es más grande que nuestra Vía Láctea. Vista casi de frente, su brillante núcleo y colorido disco central dan paso a brazos espirales notablemente tenues y azulados. Los extensos brazos se propagan más de 100 mil años luz desde el centro de la galaxia. Abajo a la derecha de este retrato telescópico galáctico nítido, el brazo espiral principal parece encontrar una pequeña y difusa galaxia elíptica compañera, que está interaccionando con la enorme NGC 289. Por supuesto, las estrellas con picos están en el primer plano de la escena; ellas se encuentran dentro de la Vía Láctea, en dirección de la constelación sureña de Sculptor.

Fuente: Astronomy Picture of the Day

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *