El próximo 26 de febrero ocurrirá un eclipse anular de Sol en la parte más austral Sur América.

No será visible, ni siquiera en su fase parcial, en nuestro país.

Los eclipses solares son fenómenos astronómicos muy sencillos, se trata solamente la Luna bloqueando una parte de la luz solar que llega a la Tierra. Un eclipse de Sol sucede cuando la Luna se interpone se interpone entre el Sol y un observador sobre la superficie de la Tierra. Estos eventos no son raros, se dan varios al año (un mínimo de 3, y un máximo de 5), pero todo depende del lugar en el que se encuentre el observador, por lo que suelen ser relativamente pocos los eclipses solares que puedan llegar a apreciarse, pues si bien la penumbra que proyecta la Luna abarca un territorio bastante grande (circulo gris sobre la superficie terrestre en la imagen), permitiendo que muchas personas puedan observar el eclipse en forma parcial, pero la umbra o sombra completa (círculo negro en la superficie terrestre en la imagen) sólo recorre una estrecha franja.

Un eclipse puede verse de manera parcial en una gran área de miles de kilómetros de amplitud, de allí que lo más común en estos eventos sea ver el Sol con solo una fracción de su disco cubierto por la Luna, tal como nosotros, en nuestro país, tendremos la oportunidad de observar en el eclipse total de Sol que ocurrirá el 21 de agosto de este año.

El Sol es aproximadamente 400 veces más grande que la Luna en diámetro, pero se encuentra 400 veces más lejos de la Tierra, lo que hace que veamos a ambos astros prácticamente del mismo diámetro. Por esta razón, cuando hay un eclipse solar total, la Luna oscurece completamente al Sol.

Esta vez sin embargo, el eclipse solar tendrá la particularidad de ser anular,  ya que por encontrarse la Luna relativamente lejos de la Tierra en su órbita al momento del eclipse (el diámetro aparente de la Luna es menor que el del Sol), se verá ligeramente más pequeña que el Sol y no alcanzará a cubrirlo completamente, dejando un perfecto anillo de luz a su alrededor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *