Fin de Semana de Perseidas.

Carta de la ubicación del radiante de las Perseidas. Gráfico por Guy Ottewell.

La mejor lluvia de meteoros del mes de agosto llegará a su máxima actividad en la noche que va del 12 al 13 de agosto, aunque, según los expertos, también en la noche del 11 al 12 de agosto (de sábado hacia domingo) podría verse cierta actividad, ya que se espera que nuestro planeta pase durante esos dos momentos por regiones un tanto más densas de meteoroides dejados por el cometa Swift-Tuttle.

Ubicación del radiante de las Perseidas visto desde nuestra latitud. El gráfico simula el cielo a la 1:10 a.m. del domingo 12 de agosto.

Las Perseidas son una de las lluvias de meteoros más famosas y esperadas por los aficionados cada mes de agosto. Eso es cierto para muchas regiones en el hemisferio norte. Pero para nosotros acá en el trópico la historia es diferente. Estamos en la estación de lluvias, y agosto es uno de los meses más húmedos. Históricamente han sido muy pocas las veces que las condiciones de nuestros cielos han sido propicias para observarlas. Así que no sería una sorpresa que este año tampoco disfrutemos del máximo de esta llamativa lluvia de meteoros.
Ahora bien, ¿y qué tal si las condiciones son adecuadas?
Esto es lo que hay que saber. Las Perseidas son meteoros provocados por piedrecillas que ingresan a nuestra atmósfera a gran velocidad (59 km/s o 212,400 km/h) y se evaporan brillantemente a una altura entre los 80 y 100 km sobre el suelo. Estas piedrecillas son parte de una corriente difusa en el espacio de millones de kilómetros de ancho, y que la Tierra atraviesa todos los años por estas fechas. Debido a ese enorme ancho de la corriente de meteoroides, se pueden observar algunas Perseidas desde medianos de julio hasta finales de agosto, pero lo mejor ocurre alrededor del 12 de agosto.

El cometa padre de las Perseidas — el cometa Swift-Tuttle — tarda unos 130 años en orbitar al Sol. Vemos estos meteoros cuando la Tierra interseca cada año la órbita del cometa, y los restos dejados en su órbita entran a nuestra atmósfera. Gráfico por Guy Ottewell.

Hemos dicho que las Perseidas son “hijas” del cometa Swift-Tuttle. Pues este cometa fue descubierto en 1862, y su designación oficial es 109P/Swift-Tuttle. El nombre le viene porque fueron dos personas quienes lo descubrieron de manera independiente, Lewis Swift el 16 de julio, y Horace Parnell Tuttle el 19 de julio de ese año. La designación 109P/ significa que es el número 109 en la lista de cometas periódicos. El cometa tiene un período de casi 130 años, y fue visto por última vez en 1992. Es un pedazo de roca y hielo de casi 26 kilómetros de ancho que pasa cerca de la órbita de la Tierra. No se asuste que no nos golpeará. Lo más cerca que pasará de nosotros serán unos 1.6 millones de kilómetros… ¡en el año 3044!
Volviendo al tema, las Perseidas se llaman así porque parecen provenir de una región dentro de la constelación de Perseo, que para nuestra latitud aparece por el noreste (sí, es bueno que sepa dónde está) alrededor de las 10 p.m., y se ubica a buena altura luego de la medianoche. El punto desde donde parecen venir se conoce como radiante, y por estar dentro de la región de Perseo es que estos meteoros llevan ese nombre. Así que si se pregunta la mejor hora para ver estos meteoros, planifique estar despierto desde la medianoche del sábado hasta el amanecer del domingo, o, de la medianoche del domingo al amanecer del lunes.

El globo de la figura muestra a la Tierra vista desde el norte del plano de la eclíptica (la flecha ancha señala la dirección y lo que la Tierra se mueve en ese plano en un período de 3 minutos). A medida que el continente americano rota hacia el lado nocturno, ve a las Perseidas venir bajas desde el noreste. Más tarde, hacia el amanecer, parecen venir desde muy alto en el cielo. La línea punteada representa sólo una “hebra” de la vasta corriente. Para el momento representado en la figura, los meteoros parecen venir justo desde encima para alguien que esté en Rusia. Gráfico por Guy Ottewell.

¿Cómo sabemos que un meteoro es parte de este enjambre de piedrecillas? En una noche cualquiera Ud. podría ver varios meteoros surcando el cielo brevemente. A estos se les suele llamar esporádicos. Pero si Ud. ve un meteoro y con su dedo traza su trayectoria en el sentido contrario, y esa trayectoria lo lleva hacia la constelación de Perseo, pues enhorabuena, ha visto una Perseida. Los meteoros aparecen en cualquier lado del cielo, así que no se la pase viendo hacia Perseo, recuéstese en una silla haragana o una colchoneta y observe hacia arriba en cualquier dirección. Este tipo de eventos no requieren de equipo alguno, pero si quiere llevar alguno, unos binoculares sirven. Aléjese de las luces de la ciudad lo más que pueda, de lo contrario verá menos meteoros, sólo los más brillantes. No se preocupe por la Luna; el 11 de agosto llega a su fase de nueva y por lo tanto no habrá Luna en las madrugadas. De hecho, el 11 de agosto, Luna provocará un eclipse parcial de Sol que sólo será visible en regiones al norte de Europa y Asia.
Entonces, si las nubes lo permiten, prepare un termo con café o chocolate, algunas galletitas o chucherías, reúnase con algunos amigos y busquen un sitio lejano a la ciudad. Podrían organizarse para contar cuántas pueden ver en conjunto en una hora, por ejemplo. Si llueve o pasa nublado esas dos noches, no se sorprenda, será igual que en otros años. Además, podrá ver algunas de ellas en todas las madrugadas hasta finales de este mes, pero no tan abundantes como esas dos noches.

Una Perseida cruza el cielo sobre Bryce Canon National Park, Utah, el 12 de agosto de 2016. Foto por Ethan Miller/Getty Images.

Esperemos cielos despejados para todos.

6 thoughts on “Fin de Semana de Perseidas.

  1. Ana Esther says:

    Muchas gracias por el detalle de horario de lluvia de estrellas para El Salvador, ojalá nos pudieran avisar cuando inicie esta noche por favor, pues a veces dependiendo del lugar no se puede permanecer mucho tiempo fuera. Saludos

    1. Leonel Hernández says:

      Buenas tardes, Ana. Si leíste el artículo, allí se dice que se debe empezar a observar después de la medianoche. Todo depende de las condiciones del cielo. Anoche, las nubes hicieron de las suyas. Aún así, logramos ver algunos bonitos meteoros. Lo mejor es buscarse un lugar seguro fuera de la ciudad. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *