9 de mayo. El evento astronómico del año: Tránsito de Mercurio

El lunes 9 de mayo se tendrá una oportunidad verdaderamente rara de ser testigo de un tránsito de Mercurio sobre la superficie del sol. Este tipo de tránsito fue visto por última vez hace 10 años.

La diminuta silueta negra del planeta tardará cerca de siete horas para hacer su viaje a través del disco solar, comenzando a las 11:12 UT (5:12 AM Hora El Salvador hasta las 18:42 UT (12:42 PM Hora El Salvador).

Este día el Sol estará saliendo a las 5:31 AM en nuestro país, por lo que ya habrá comenzado el tránsito y el primer contacto no será visible.

El planeta más interno pasará entre la Tierra y el sol, y eclipsará sólo 1 / 150o del disco solar.

Para poder observarlo habrá la necesidad de usar telescopio equipado con algún tipo de filtro solar.

Recordamos a todos las personas que NUNCA miren directamente al Sol sin protección especial.

Hay que utilizar siempre unos filtros adecuados. No son válidas las gafas de sol, cristales ahumados u otros inventos caseros. Es MUY PELIGROSO mirar al Sol sin la debida protección. Puede provocar ceguera  permanente.

La órbita de Mercurio se encuentra inclinada unos 7° con respecto a la de nuestro planeta, por lo que Mercurio intersecta el plano de la órbita terrestre, denominado eclíptica, en dos puntos o nodos, uno alrededor del 8 de mayo (nodo descendente) y el 10 de noviembre (nodo ascendente). La diferencia principal entre las dos temporadas es que en los tránsitos de Mayo Mercurio está más cerca de la Tierra y su diámetro es un poco mayor que durante los tránsitos de Noviembre.

Los tránsitos de Mercurio por delante del Sol ocurren unas 14 veces por siglo y ocurren cuando Mercurio está cruzando uno de esos nodos y además se encuentra en conjunción inferior, es decir, cuando las posiciones del Sol, Mercurio y la Tierra describen una línea recta en el espacio, con los tres cuerpos en ese orden.

Los principales eventos a observar durante un tránsito de Mercurio son denominados contactos. Se trata de cuatro momentos en los que las circunferencias de los discos de Mercurio y el Sol son tangentes entre sí, es decir, están en contacto en un solo punto.

Primer contacto (I): Marca el inicio del tránsito, cuando el disco del planeta “toca” por primera vez el limbo solar. Resulta difícil determinar el momento exacto en que esto ocurre, pero pocos segundos después, el planeta puede ser percibido como una pequeña muesca en el limbo perfectamente circular del Sol.

Segundo contacto (II): Es el momento en que el disco oscuro del planeta cruza por completo el limbo solar, y a partir de entonces resulta visible en su totalidad por delante del Sol. Durante las horas siguientes, la silueta del planeta atraviesa lentamente el brillante disco solar.

Tránsito máximo: El instante en que los centros del Sol y de Mercurio están separados por la menor distancia angular.

Tercer contacto (III): El planeta vuelve a “tocar” el lado opuesto del limbo solar luego de haber atravesado su disco.

Cuarto contacto (IV): El disco del planeta finalmente “sale” del disco solar por completo, dando por finalizado el tránsito y volviéndose nuevamente invisible.

Los contactos I y II marcan la denominada fase de ingreso, y los contactos III y IV conforman la fase de egreso del tránsito.

Justo después del contacto II, y de nuevo justo antes del contacto III, es probable que se observe el efecto óptico denominado “gota negra”: en ese momento, una  pequeña “lágrima” negra parece conectar el disco de Mercurio con el limbo del Sol, lo que dificulta determinar con precisión el momento exacto de ambos contactos.

Contacto I                                05:12:00                       -5.0° de altitud

Contacto II                               05:17:13                       -4.0° de altitud

Salida del Sol en San Salvador  05:35:00

Tránsito máximo                                   08:56:46                       +47.8° de altitud

Contacto III                              12:39:01                       +78.4° de altitud

Contacto IV                              12:42:12                       +77.6° de altitud

Es importante aclarar que los tiempos de contacto son geocéntricos, es decir, están calculados para un observador hipotético situado en el centro de la Tierra. De todas formas, los tiempos de contacto locales no diferirán en más de 2 minutos para cualquier ubicación del planeta desde donde sea visible el tránsito. Esto se debe al efecto de la paralaje: el disco de Mercurio puede variar hasta casi 16 segundos de arco su posición en el firmamento, dependiendo de la localización geográfica exacta del observador.

Los próximos 5  tránsitos de Mercurio se darán el 11 de noviembre de 2019, el 13 de noviembre de 2032, el  7 de noviembre de 2039, el 7 de mayo de 2049 y el 9 de noviembre de 2052.

One thought on “9 de mayo. El evento astronómico del año: Tránsito de Mercurio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *