4 de septiembre. Mercurio alcanza su mayor elongación oriental.

Esta será la mejor época para ver Mercurio, ya que estará en su punto más alto sobre el horizonte oeste en el cielo de la tarde (27.14°). Las mayores alturas que puede presentar Mercurio varían entre los 18° y 28° dependiendo si está en su perihelio (46 millones de km del Sol) o afelio (70 millones de km del Sol)

Mercurio al igual que Venus, son los planetas más cercanos al Sol y son denominados planetas interiores.

Vistos desde la Tierra, son difíciles de observar porque el brillo de nuestra estrella opaca su propia luminosidad. Pero, cada cierto tiempo estos se alejan lo suficiente del Sol, como para dejarse ver.

Se dice que un planeta interior está en su Máxima elongación oriental (al oriente del Sol) cuando el planeta está a la mayor distancia angular posible del Sol, hacia el Este. Es visible tras la puesta del Sol sobre el horizonte oeste.

Al aproximarse a la máxima elongación oriental, siendo visible al anochecer, el planeta revela un efecto de fase creciente similar a la Luna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *